Prevenir y erradicar el trabajo infantil

El 12 de junio de cada año se conmemora el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, que ha sido establecido hace ya varios años para generar conciencia en torno a la complicada situación que les toca vivir a aquellos niños y niñas que tienen la obligación de trabajar en todo el mundo, existiendo millones de ellos.


El trabajo infantil interfiere con el desarrollo del niño. A diferencia de las actividades que ayudan a los niños a desarrollarse -como contribuir a las tareas domésticas durante unas horas a la semana o hacer un “pequeño trabajo” durante las vacaciones escolares, el trabajo infantil interfiere con la educación y es peligroso para el desarrollo físico, mental, social y/o moral de un niño.


Hacer a los niños “visibles” es una de las acciones que pide el UNICEF para eliminar el trabajo infantil a través de la inversión por parte de los gobiernos en la recolección de datos nuevos y mejores sobre el trabajo infantil. Además, es necesario incluir a los niños trabajadores en las iniciativas y en los programas de protección social, así como cambiar las normas sociales y permitir el potenciamiento de las comunidades. Fundamental también es hacer que la instrucción sea accesible y mayormente pronta a responder a las necesidades de los niños trabajadores.






Entradas destacadas