En los colegios de la Congregación de Jesús en Chile, la Comunidad Educativa es un espacio de interrelación humana centrada en la persona de Jesucristo, donde sus actores crecen y se desarrollan física, emocional, intelectual, social y espiritualmente. Interactúan y ejercen diferentes roles en pos de una visión compartida, ofrecen un genuino aporte a la sociedad para hacerla más justa y fraterna y una valiosa contribución a la Iglesia servidora de la vida.

 

La comunidad educativa es un testimonio esperanzador, que manifiesta que así como Dios existe en gozosa comunión con Él y a través del camino del discernimiento, busca hacer su voluntad con amor, justicia, libertad, veracidad y alegría, potenciando el Ideario Educativo de la Fundadora.

 

El sentido de comunidad de los colegios de la Congregación de Jesús es:“todos se conocen, los estudiantes se sienten confiados en desarrollarse; los colegios son abiertos hacia los extranjeros, tolerantes hacia lo nuevo, abierto hacia los demás”.

 

La interrelación permanente, entre los integrantes de la comunidad en pos de una sana convivencia escolar, se basa en el diálogo, escucha activa, solidaridad, tolerancia, respeto mutuo, valoración de la diversidad y la búsqueda del consenso.

 

Los reglamentos y manuales internos, que rigen a nuestros colegios, son inspirados en los principios y valores nucleares de nuestra fundadora. Se elaboran de manera participativa con todos los estamentos y se someten a una revisión periódica para que sean un instrumento válido, vigente y útil a las necesidades de los integrantes de la comunidad educativa.

© 2019 - Mauricio Rosales Porflidtt

  • w-facebook