Centro de Padres

Son los primeros e insustituibles educadores de sus hijos. En ese sentido, la Comunidad Educativa no sólo les reconoce su derecho y su deber a participar coordinadamente del proceso educativo, sino que, además, promueve y estimula su propio desarrollo personal.
Es por ello, que la Comunidad Educativa debe generar espacios, formas y mecanismos que potencien a las familias como miembros activos de la misma, estableciendo canales, temáticas y espacios de comunicación y diálogo permanente entre el hogar y el colegio.
Afirmamos que la participación activa de las familias y apoderados será promovida por el centro educativo mediante comisiones, consejos, representantes de cursos y otras formas organizadas de manera democrática que permitan la representatividad y el desarrollo de
liderazgo.
Las familias y apoderados se organizan en un Centro General de Padres y Apoderados, que es la instancia representativa de ellos. Su misión principal consiste en aunar sus esfuerzos para colaborar con el colegio en el desarrollo de diversos proyectos que tengan como fin los objetivos explicitados en el Proyecto Educativo.
Mantienen comunicación fluida y permanente con todos los integrantes de la comunidad educativa, respetando los conductos regulares correspondientes, tanto para obtener y difundir entre sus miembros la información relativa a las políticas, programas y proyectos
educativos del colegio, como para plantear, cuando corresponda, las inquietudes, motivaciones y sugerencias de los padres, relativas al proceso educativo y a la vida
escolar.